Si pudiera diseñar al hombre ideal, creo que sería un chico como Sebástian. No es perfecto pero posee defectos que lo hacen más atractivo que cualquier otro y virtudes que gustarían a cualquiera. Sebástian es solitario y aventurero, es aficionado a recorrer el mundo. Por naturaleza es callado e introvertido aunque su carácter es volátil algunas veces. Su valentía es su principal atributo si bien sus racionamientos lo lleven a alejarse de los demás cuando cree que no es buena compañía. Inteligente y suspicaz, puede intuir y captar asuntos que los demás no pueden. Su destino permitió que tuviera cualidades y poderes superiores a los de su especie. No le interesa el protagonismo, el reconocimiento, ni ser el héroe consumado; sin embargo, sus virtudes y lealtad lo obligan a mantenerse en el medio de la acción; tiene habilidades especiales que requieren su constante presencia.